Nuestra Historia

Persona escribiendo
Nuestra Historia
La Dirección Nacional de Notariado es una institución que fue creada con la promulgación de la Ley No. 7764 del Código Notarial, del 17 de abril de 1998 y que empezó a regir el 22 de noviembre de 1998. La misma ha pasado por dos etapas, que son:

I Etapa: Dependencia de la Corte Suprema de Justicia.

Del 22 de noviembre de 1998 a 17 de enero de 2010, La institución perteneció al Poder Judicial, conforme al artículo 21 de dicho código, que establece:

“Créase la Dirección Nacional de Notariado, dependencia del Poder Judicial; estará a cargo de un Director y contará con el personal necesario para cumplir con sus funciones, según lo establezca internamente la Corte Suprema de Justicia”.

Conforme al artículo 22 de dicho Código:

La finalidad de la Dirección Nacional de Notariado será organizar adecuadamente, en todo el territorio costarricense, tanto la actividad notarial, como su vigilancia y control. En el artículo 23 se indica que la institución tendrá un Director. Además de la Dirección, las otras dos unidades más antiguas de la institución son Administrativo y el Archivo de Especializado de  Expedientes Notariales. 

II Etapa A partir del 18 de enero de 2010

El señor Enrique Rojas Franco, interpuso una acción de inconstitucionalidad, contra la Dirección Nacional de Notariado que quedó plasmada  en el expediente 02-010070-0007-CO, de 31 de mayo de 2006.   

En consecuencia, se declaró con lugar esta acción,  estableciendo:

“…Se anula, por inconstitucional, lo siguiente: a) del artículo 21 del Código Notarial, Ley No. 7764 del 17 de abril de 1998 la frase que indica “(...) dependencia del Poder Judicial (...)” y, “(...) según lo establezca internamente la Corte Suprema de Justicia”, b) del artículo 6 de esa misma norma las dos frases que rezan “(…) al Poder Judicial (…)”. Esta sentencia tiene efectos declarativos y retroactivos a la fecha de vigencia de la norma impugnada, sin perjuicio de los derechos adquiridos de buena fe y las situaciones jurídicas consolidadas.  De conformidad con el artículo 91 de la Ley de la Jurisdicción Constitucional, se dimensionan en el tiempo los efectos de la presente declaratoria de inconstitucionalidad, de modo que la Dirección Nacional de Notariado continuará adscrita al Poder Judicial, hasta por el plazo de tres años, contado a partir de la publicación de esta sentencia. Antes de la expiración de esa fecha, la Asamblea Legislativa deberá definir a que ente u órgano público adscribe la Dirección de Notariado, así como efectuar los ajustes legislativos en el Código de la materia para determinar el procedimiento de nombramiento y el órgano que designa al Director”.[1]

Por medio de la Ley No. 8795 de Reforma del Código Notarial del 4 de enero de 2010, la institución fue sometida a un proceso insólito en la historia institucional de Costa Rica, ya que pasó de ser dependencia del Poder Judicial, a formar parte del Poder Ejecutivo, específicamente del Ministerio de Justicia y Paz, como una entidad adscrita de máxima desconcentración. 

Además,  se creó el Consejo Superior Notarial, que está integrado por los siguientes miembros:

a)  Un representante del Ministerio de Justicia y Paz.

b)  Un representante del Registro Nacional.

c)   Un representante de las universidades públicas nombrado por el Consejo Nacional de Rectores (Conare), con experiencia docente en materia notarial y registral de por lo menos diez años.

d)  Un representante de la Dirección General del Archivo Nacional del Ministerio de Cultura y Juventud.

e)  Un representante del Colegio de Abogados de Costa Rica.

Los miembros suplentes en dicha sesión son: El Lic. Edgar Gutiérrez López, de la Junta Administrativa del Archivo Nacional; el Lic. Edgar Chamberlain Trejos, del Ministerio de Justicia y Paz y la Lic. Andreina Vincenzi Güila, del Registro Nacional.